Lo más leído en los últimos 7 dias

octubre 04, 2017

Steve Swallow: el héroe leyenda del bajo



Nacido en 1940, Steve Swallow es uno de los grandes músicos de la escena del jazz actual. A diferencia de sus colegas “héroes del bajo eléctrico”, como podrían ser Marcus Miller o Victor Wooten, que en sus respectivos álbumes solistas el bajo se manifiesta en forma a veces desmedidamente omnipresente, Swallow elije ocupar una presencia sutil en el entramado con el resto de los instrumentos, donde la música y no el virtuosismo –que lo tiene- es lo más importante.

Swallow fue uno de los primeros contrabajistas en pasarse por completo al bajo eléctrico, un instrumento en el que tiende a enfatizar el registro agudo, como sí fuese una guitarra y que ejecuta con púa.

La discografía a su nombre, no muy extensa, goza de una calidad reconocida por la crítica como fuera de lo común. lo que ha permitido situarse a Swallow como uno de los músicos que más han influido en el desarrollo de la música de fusión.

En 1978 comienza a trabajar con Carla Bley, con la que establece una relación sentimental y con quien continúa colaborando hasta la actualidad. Durante el resto de la década y hasta el presente, Steve Swallow desarrolla una incesante actividad como músico de sesión y como compositor. Actualmente vive con Carla Bley en Nueva York. 

Disfrútenlo en este video junto al guitarrista John Scofield y el baterista Bill Stewart.


Visítanos y síguenos también en Facebook, Twitter, Instagram y Flipboard.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups