Lo más leído en los últimos 7 dias

febrero 05, 2017

Stefon Harris y Robert Glasper: el sonido del hip-hop jazz


Stefon Harris (arriba) y Robert Glasper (abajo), dos fenómenos.

El vibrafonista y compositor Stefon Harris ha sido calificado como uno de los más importantes nuevos artistas del Jazz y ha sido nominado cinco veces para un Grammy. Es ganador en seis ocasiones del premio al mejor vibrafonista otorgado por la Asociación de críticos de Jazz, y ha sido premiado con el Martin E. Seagal Award por el Lincoln Center de New York. Nacido en Albany, New York, en 1973, Stefon empezó a tocar el piano a lo seis años. Tras finalizar sus estudios como percusionista clásico en la Manhattan School of Music, Stefon se dedicó en cuerpo y alma a la música de Jazz, y en poco tiempo se ganó una sólida reputación como percusionista y vibrafonista.

Por su parte, Robert Glasper es considerado el ideólogo del hip-hop jazz y es conocido por su capacidad para combinar los sonidos más disímiles con el jazz, y otros elementos de varias escuelas de la cultura musical afroamericana Glasper ha desarrollado una dilatada carrera que le ha permitido alternar con figuras como Rusell Malone, Marc Whitfield, Roy Hargrove, Terence Blanchard y Christian McBride y se ha ganado por sus propios méritos ser comparado con grandes como Jason Moran, Brad Mehldau o Bill Charlap.

Ambos, Harris y Glasper, de la mano del productor Pete Rock, le rinden tributo al legendario vibrafonista Roy Ayers, una de las figuras históricas del hard bop. Esto es imperdible.


Visítanos y síguenos también en Facebook, Twitter, Instagram y Flipboard.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups