Lo más leído en los últimos 7 dias

febrero 05, 2017

Renee Olstead: jazz y seducción




El primer disco de Renee Olstead fue plenamente profesional, bajo las órdenes y la producción de David Foster, titulado Renee Olstead y grabado para Warner en 2004, cuando esta cantante y actriz nacida en Texas, EEUU, contaba con sólo quince años. Se trata de una colección de varias piezas clásicas del American Songbook como Summertime, Someone to Watch Over Me, What a Difference a Day Makes y Sentimental Journey, que en la voz de la joven intérprete adquieren tonalidades y colores muy gratos y especiales. También se incluye A Love That Will Last, una hermosa balada compuesta para ella por el propio Foster.

Su siguiente álbum, Skylark (Reprise, 2009), se haría bajo los mismos parámetros. Es claro que Foster quería ir a la segura con el repertorio y de nueva cuenta recurrió al American Songbook, esta vez con otras clásicas como Lover Man (Billie Holiday), Stars Fell on Alabama (Ella Fitzgerald), My Baby Just Cares for Me (Nina Simone,) When I Fall in Love (Nat King Cole) y Hit the Road Jack (Ray Charles), aunque Renee tuvo la oportunidad de contribuir con algunas canciones, como la bellísima Hold Me Now.

Si bien el disco apareció en 2009, en realidad fue grabado entre 2005 y 2006, cuando Olstead tenía apenas diecisiete años de edad.

Olstead es más conocida por sus actuaciones en series de televisión –como Still Standing y The Secret Life– o en películas más o menos famosas –como The Insider (con Russell Crowe), End of Days (con Arnold Schwarzenegger), 13 Going on 30 (con Jennifer Garner) y Space Cowboys (de y con Clint Eastwood)– pero por su talento musical, Renee Olstead ha grabado ya tres álbumes en estudio, principalmente de jazz, además de haber colaborado en otros dos,

Disfrútenla como invitada del trompetista Chris Botti, quien la incluyó en su álbum To Love Again: The Duets, lanzado en 2005. Suena al más puro standard de jazz.


Visítanos y síguenos también en Facebook, Twitter, Instagram y Flipboard.

Visita nuestra sección

Visita nuestra sección
Las noticias del jazz en la web

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups