Lo más leído en los últimos 7 dias

febrero 02, 2017

La épica travesía de Natalie Cole



Natalie Cole falleció el ultimo día de 2015, en Los Ángeles, a los 65 años. Fue la única de los cinco hijos de Nat King Cole que se dedicó con éxito a la única. Tenía 15 años cuando su padre fallecía. Natalie logró vender más de 30 millones de álbumes a lo largo de su carrera. Su mayor éxito llegó con su álbum de 1991 Unforgettable: With Love, un homenaje a su padre con versiones reelaboradas de algunas de sus canciones más conocidas. Murió de una hipertensión arterial pulmonar idiopática, que le provocó una falla cardiaca.

Fue lanzada por Capitol Records, la compañía de su padre, en 1975 y tuvo éxitos inmediatamente, con temas como Inseparable, Sophisticated lady o I’ve got love on my mind.

Ya en los noventa, Natalie se rindió a la presión ambiental y se decidió a explotar el legado familiar. Aceptó que la sombra de su padre era demasiado gigantesca: había visto los agobios de su tío, el gran cantante y pianista Freddy Cole, cuya desesperación le llevó a titular un álbum No soy mi hermano, soy yo. En 1991, Natalie lanzó Unforgettable… with love, donde recreaba éxitos de su padre. Y no solo eso: la tecnología permitía que grabara un dueto con la voz de Nat King Cole, que las malas lenguas del negocio musical no tardaron en criticar. No obstante, la Academia premiaría a Natalie con varios premios Grammy por esta producción.



Visítanos y síguenos también en Facebook, Twitter, Instagram y Flipboard.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups