Lo más leído en los últimos 7 dias

enero 04, 2017

Christian McBride: un omnipresente del jazz




Christian Mc Bride ya es catalogado como el sucesor de Ron Carter en el don de la omnipresencia. Ya ha pasado de largo las trescientas colaboraciones como sideman en una discografía que incluye lo mejor de lo mejor del jazz de todos los tiempos, en grabaciones al lado de Freddie Hubbard, Sonny Rollins, McCoy Tyner, Hank Jones, Pat Metheny, Chick Corea, Herbie Hancock, Michael Brecker y un larguísimo etcétera. Sus cotizadísimos servicios no se limitan, sin embargo, a la órbita del jazz.

McBride dirige actualmente cinco grupos: "Inside Straight", que presenta al saxo alto/soprano Steve Wilson, al vibrafonista Warren Wolf, al pianista Peter Martin y al baterista Carl Allen; un trío que presenta al pianista Christian Sands y al batería Jerome Jennings; su Big Band de 18 miembros; un grupo experimental llamado "A Christian McBride Situation" con la pianista Patrice Rushen, los productores DJ Logic y Jahi Sundance, el saxofonista Ron Blake y la vocalista Alyson Williams y el "New Jawn", presentando al trompetista Josh Evans, el saxofonista Marcus Strickland y el batería Nasheet Waits.

En marzo de 2016, McBride fue nombrado director artístico del Newport Jazz Festival, sucediendo al fundador del festival y director artístico, George Wein.

En su tercera visita a los estudios de KPLU, el reciente álbum de trío de Christian McBride Live at the Village Vanguard acababa de ganar un Grammy por la Mejor Improvisación en solo de jazz.



Visítanos y síguenos también en Facebook, Twitter, Instagram y Flipboard.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups