Lo más leído en los últimos 7 dias

abril 17, 2016

Un genio del jazz bossa llamado Marcos Valle


 


El pianista brasileño Marcos Valle estudió de niño música clásica aunque su atención se dirigió hacia diversos géneros musicales, especialmente hacia el jazz. Empezó a escribir canciones con su hermano Paulo Sérgio a comienzos de los años sesenta. Su primer gran éxito fue Sonho de Maria: Valle fue aclamado como el mejor compositor brasileño del año a los 19 años.

Inmediatamente, consiguió un contrato para grabar y en 1964 realizó su primer álbum, Samba Demais, para EMI de Brasil. Una gira con Sergio Mendes & Brasil, en 1965, le proporcionó sus primeras conexiones en América del Norte. En 1966, Walter Wanderley colocó la canción Samba de Verão, también conocida como So nice o Summer Samba. Este bossa nova llegó a ser una de las canciones más populares del planeta con más de 180 versiones a nivel mundial, cantidad de apariciones en programas de televisión, películas y comerciales publicitarios.

Valle consiguió pronto su propio contrato en Norteamérica y en 1967 la Warner Brothers realizó el disco de instrumentales Braziliance!.

Un año después, su debut en Verve, Samba '68 se convirtió en un clásico brasileño gracias a sencillas pero contagiosas canciones como Batucada, Chup, Chup, I Got Away y Crickets Sing for Anamaria, en las que las armonías vocales estaban realizadas por su mujer Anamaria. Algunas canciones de esta etapa se convirtieron en estándars y han sido grabadas desde entonces por numerosos artistas como Caetano Veloso, Diana Krall, Dizzy Gillespie, Sarah Vaughan y Stacey Kent, entre otros.


Escucha nuestra radio web por http://vfsuperjazzradio.playtheradio.com o por la aplicación TuneIn Radio.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups