Lo más leído en los últimos 7 dias

abril 24, 2016

Summer Samba / So Nice: un jazz bossa inmortal




Summer Samba (también conocido como So Nice, y en su título original en portugués, Samba de Verão) es un bossa nova de 1964 escrito por el compositor y cantante brasileño Marcos Valle, con letra en inglés de Norman Gimbel. Las letras portuguesas originales vinieron de Paulo Sérgio Valle, hermano del compositor.

La canción fue popularizada por primera vez por el trío de Walter Wanderley en 1966, en Rain Forest, un álbum que obtuvo disco de platino en 1970. También alcanzó popularidad en EE.UU. en la categoría de Easy Listening, dentro de Billboard, en versiones de Johnny Mathis, Vikki Carr y Connie Francis durante ese mismo año. De hecho, al menos una fuente afirma que tres versiones diferentes estaban en las listas de Billboard al mismo tiempo, en 1966.

La versión de Wanderley fue la más vendida en los Estados Unidos, alcanzando el puesto #26 en el Billboard Hot 100 en 1966, (#3 en Easy Listening), y sigue siendo uno de los favoritos en las estaciones de radio de adultos.

La versión de Diana Krall aparece en el álbum Quiet Nights (2008), catalogado por la pianista como “la mejor experiencia grabando que he tenido hasta ahora”. Según contó la cantante, las canciones compuestas estuvieron inspiradas en un viaje a Brasil realizado en 2007.

Para este álbum, Krall se hizo acompañar por sus músicos habituales: el percusionista Paulinho Da Costa, el guitarrista Anthony Wilson, John Clayton al bajo y Jeff Hamilton a la batería, quienes junto a su productor, Tommy LiPuma, integraron el proceso de grabación de QN, además de contar con el inestimable aporte del arreglista Claus Ogerman. El disco está editado por el sello Verve.



Escucha nuestra radio web por http://vfsuperjazzradio.playtheradio.com o por la aplicación TuneIn Radio.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups