Lo más leído en los últimos 7 dias

enero 02, 2016

Se marchó Natalie Cole




Natalie Cole falleció el pasado 31 de diciembre de 2015, a los 65 años, en un hospital de Los Ángeles, producto de una insuficiencia cardíaca, dejando una estela de éxitos como parte de una trayectoria en la que siempre tuvo la osadía de descubrir nuevos mercados y nuevas oportunidades para su voz, a pesar de algunos altibajos que experimentó en su vida. La hija del  cantante Nat King Cole tuvo problemas de drogas y una hepatitis en el pasado y en 2009 debió someterse a un trasplante de rincón. Durante su carrera, vendió más de 30 millones de álbumes.

No fue una cantante propiamente de jazz, pero la epopeya que Natalie Cole protagonizó con su extinto padre, Nat King Cole, al remasterizar viejos temas de éste como Unforgettable, la hicieron acreedora del reconocimiento de la crítica, aunque Natalie no tenía nada que demostrar con su voz, dada la larga carrera que tuvo en el género del soul y el R&B. 

Su mayor éxito llegó con su álbum de 1991 "Unforgettable: With Love", un homenaje a su padre con versiones reelaboradas de algunas de sus canciones más conocidas, lo que ha hizo incursionar en el terreno del jazz con mucha más fuerza. Su padre falleció por un cáncer en 1965, cuando Natalie tenía 15 años. El disco permaneció cinco semanas en el número 1, ganó seis Grammys y vendió más de 14 millones de unidades en todo el mundo.

Natalie Cole ha disfutado de una exitosa carrera que ha abarcado varias décadas desde su llegada al estrellato en 1975 con su álbum debut, Inseparable, que la hizo acreedora sus primeros dos Grammys (Mejor Artista Revelación y Mejor Interpretación Femenina R&B).



Escucha nuestra radio web por http://vfsuperjazzradio.playtheradio.com, por www.radionomy.com/en/radio/vfjazzradio o por la aplicación TuneIn Radio.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups