Lo más leído en los últimos 7 dias

noviembre 01, 2015

Toots Thielemans: un ícono viviente del jazz




El año pasado, el músico belga Toots Thielemans, considerado como el rey mundial de la armónica, anunció que ponía fin, a los 91 años, a una carrera de más de siete décadas reconocida por los grandes del jazz.

Nacido el 29 de abril de 1922 en un barrio popular de Bruselas en donde sus padres atendían un café, Toots Thielemans, también guitarrista, es el primer músico en llevar al reconocimiento general la armónica cromática.

Seducido en un primer momento por la música de Ray Ventura, fue picado por el virus del jazz durante la Segunda Guerra Mundial y, con una guitarra en mano, adoptó como modelo al gitano Django Reinhardt. A fines de 1940 se instaló en Estados Unidos, en donde acompañó al saxofonista Charlie Parker. Este monumento del mundo del jazz tocó junto a Ella Fitzgerald, Quincy Jones, Bill Evans, Frank Sinatra, Ray Charles, Larry Schneider y Oscar Peterson.

Thielemans empezó su carrera como guitarrista con nada menos que Sídney Bechet , Charlie Parker, Miles David y Max Roach. Fue miembro de los Charlie Parker All Stars y grabó con músicos de la talla de la mencionada Ella Fitzgerald, Elis Regina, Stevie Wonder, Bill Evans, Billy Joel, Astrud Gilberto, entre otros más. Como compositor es creador de un estándar del jazz llamado Bluesette.

Ha estado en las bandas sonoras de películas tan emblemáticas como Desayuno en Tiffanys y Cowboy de Medianoche, y en la serie de TV Sesame Street. Hoy a sus 92 años es un icono viviente de la historia del jazz.



Escucha nuestra radio web por http://vfsuperjazzradio.playtheradio.com o por la aplicación TuneIn Radio.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups