Lo más leído en los últimos 7 dias

octubre 17, 2015

El big band de Maria Schneider se junta con David Bowie


La superdirectora de jazz maria Schneider con David Bowie

La célebre directora de orquesta, compositora, arreglista y pianista María Schneider ha grabado una versión "épica" de la composición Sue (Or In A Season Of Crime) con el legendario cantante británico David Bowie, quien ha dicho ser un gran admirador del jazz. La grabación, que ya está en el mercado desde hace un tiempo como un "single" de más de 7 minutos, fue dada a conocer hace meses en una "premier" de la radio 6 de la BBC, y sobre ella ya informamos en su oportunidad.

Esta no es la primera vez que un cantante "pop" se asocia con el jazz. Recientemente informamos sobre el último álbum de Lady Gaga y Tony Bennett. En el pasado Sting colaboró con Gil Evans, James Taylor con Michael Brecker, y una lista de otros cantantes con Herbie Hancock, para nombrar algunos.

Sue (Or In A Season of Crime) es una canción con mucha riqueza musical y con una producción brutal y está incluida en el recopilatorio Nothing has changed, con una clara "orientación jazzística", un género que el camaleónico artista de 67 años apenas ha tocado en sus cinco décadas de carrera.

Entre los pocos escarceos de Bowie con el jazz figura una colaboración con el guitarrista Pat Metheney en los años 80 del siglo pasado, si bien el sencillo resultante, This is not America, no se considera de ese estilo.

Maria Schneider, que además está a cargo de los arreglos de la canción, ha ganado numerosos Premios Grammy y es líder de una de las más relevantes big bands en USA. La canción cuenta con la colaboración de Donny McCaslin un saxo tenor solista y de Ryan Keberle, un reputado trombonista. Bowie compuso la letra de SUE y colaboró con Maria Schneider en la música.



Escucha nuestra radio web por http://vfsuperjazzradio.playtheradio.com o por la aplicación TuneIn Radio.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups