Lo más leído en los últimos 7 dias

febrero 01, 2015

José James: un jazz sin ninguna etiqueta


José James: un voz sin esquemas.

José James (Minneapolis, 1978), es un cantante que no gusta de las etiquetas a la hora de autodefinirse, tal vez, porque su estilo, en el que se entremezclan elementos del jazz, r&b, hip-hop y electrónica, es lo suficiente sólido y original como para no necesitar de adjetivo alguno. Cuando escuchas cualquiera de sus temas, te das perfecta cuenta de que estás ante algo distinto, diferente y no manipulable por factores externos a su propio criterio. 

Buena parte de su música hasta la fecha, se basa en los sonidos más suaves del soul de finales de los 60' y primeros 70', con Roberta Flack, Bill Withers, Donny Hathaway o Marvin Gaye, como espejos en los que reflejarse. El año 2008, José debutó con el álbum The Dreamer y, dos años más tarde, continuó su carrera con Black Magic, ambos producidos por Gilles Peterson. 

Su fichaje por el sello Verve para la grabación de For All We Know, en principio, presuponía una relación más prolongada con este prestigioso sello pero, para su cuarto y reciente trabajo, aparece la discográfica Blue Note para "engancharse" a un disco que fue producido y grabado sin contrato, hecho que pone de manifiesto la libertad que necesitaba José James para realizarlo sin ningún tipo de injerencia.

En No Beginning No End, han intervenido excelentes músicos, empezando por el multinstrumentista Robert Glasper, compañero en el Sello Blue Note. Junto a Glasper, figuran el bajista Pino Paladino, el bajista Kris Bowers y las cantantes Emily King y Hindi Zahra.



Creado por Hugo Santaromita, comentarista y escritor venezolano de jazz.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups