Lo más leído en los últimos 7 dias

septiembre 07, 2014

Chick Corea & The Vigil: un nuevo retorno




Se trata del nuevo proyecto-formación musical de este incansable músico que no cesa de retornar desde que en 1974 sorprendió al mundo con su agrupación Return to forever, acompañado de Airto Moreira, Flora Purim, Stanley Clark, Joe Farrell y Lenny White. Ahora lo hace con el saxofonista Tim Garland, los bajistas Christian McBride y el cubano Carlitos del Puerto, el baterista Marcus Gilmore, nieto de Roy Hines; el guitarrista Charles Altura y el percusionista venezolano Luisito Quintero. 

A sus 71 años y con una carrera que ya acumula veinte grammys, Chick Corea está decidido a renovar todo lo renovable: en su nuevo disco The Vigil,  se reinventa a si mismo, una vez mas. Nueva música, nueva banda y renovados arreglos de algunas de sus obras mas clásicas. De acustico sublime a eléctrico brillante. En este nuevo álbum también ha contado con la colaboración especial de Stanley Clarke, componente de aquella banda de 1976. Otra colaboración especial ha sido la del saxofonista Ravi Coltrane.

En la actualidad Corea ofrece conciertos en cinco formatos distintos: con The Vigil; en dúo con el banjo Bela Fleck; otro con el contrabajista Stanley Clarke; un cuarto con el vibrafonista Gary Burton, además de conciertos en solitario, a razón de uno por mes que realiza en Estados Unidos como parte de Portraits, el proyecto y disco de solo piano que editó recientemente.



Creado por Hugo Santaromita, comentarista y escritor venezolano de jazz.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups