Lo más leído en los últimos 7 dias

octubre 21, 2012

Michael Bublé: The More I See You


The More I See You es una de las canciones de jazz más populares, compuesta por Harry Warren, con letra de Mack Gordon. En 1966, Chris Montez interpretó la versión más conocida y más exitosa desde el punto de vista comercial, usada en inumerables películas, pero particularmente en el film Frantic (Búsqueda Frenética, 1988), de Roman Polanski, protagonizado por Harrison Ford. La versión de Montez fue la número 16 en el Hot 100 y estuvo cuatro semanas en el puesto número dos de la cartelera en la categoría Easy Listening.

La canción fue publicada en 1945 y cantada originalmente por el actor Dick Haymes en la película Diamond Horseshoe, y ha sido subsecuentemente interpretada por artistas de la talla del mencionado Chris Montez, Peter Allen, Chet Baker, Count Basie, Alma Cogan, Nat King Cole, Doris Day, Bobby Darin, Four Freshmen, Johnny Hartman, Julie London, Nancy Sinatra, Bard Mehldau, Nina Simone, Nancy Wilson y Michael Bublé, a quien van a disfrutar en el siguiente video, acompañado de la letra.

The more I see you,
The more I want you.
Somehow this feeling
Just grows and grows.
With every sigh I become more mad about you,
More lost without you,
And so it goes.
Can you imagine
How much I'll love you
The more I see you
As years go by?
I know the only one for me can only be you.
My arms won't free you;
My heart won't try.




Creado por Hugo Santaromita, comentarista y escritor venezolano de jazz.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups