Lo más leído en los últimos 7 dias

agosto 28, 2012

Diana Krall rinde tributo al fallecido Neil Armstrong



Tras el fallecimiento el pasado sábado del ex astronauta Neil Armstrong, héroe espacial de los Estados Unidos, la pianista y cantante Diana Krall le rindió un homenaje, interpretando el famoso standard Fly Me To The Moon, que se realizó el mismo día de la noticia del deceso en un concierto en el Hollywood Bowl, en Los Ángeles. Krall realiza actualmente una gira de conciertos por EEUU y Canadá, previa a su tour por Europa, para promocionar su más reciente álbum titulado Glad Rag Doll, que incluye temas como We Just Couldn't Say Goodbye, There Ain't No Sweet Man That's Worth The Salt of My Tears, You Know I Know Everything Made For Love, y el que le da título al álbum, entre otros.

Para la grabación de Glad Rag Doll, el número 14 en su discografía, la cantante tuvo la colaboración especial del renombrado productor T. Bone Burnett, del ingeniero Mike Piersante y del guitarrista Marc Ribot, quienes vinieron a darle un toque diferente a sus relajadas y gozosas ejecuciones al piano.

Glad Rag Roll, que saldrá a la venta a partir del 25 de septiembre bajo el sello Verve Records está compuesto por trece temas de los años 20 y 30 que han acompañado a la cantante y compositora desde su infancia, en la amplía colección de acetatos que pueden apreciarse en su casa y que ahora se presentan en una visión moderna.

En este álbum la acompañan: Marc Ribot (Guitarras eléctrica y acústica, bajo de seis cuerdas y banjo), T Bone Burnett (Guitarras), Howard Coward (Ukulele, Mandolina,  Guitarra, Armonías vocales), Jay Bellerose (Batería), Dennis Crouch (Bajo), Bryan Sutton (Guitarras), Colin Linden (Guitarras, Dobro) y Keefus Green (Teclado, Mellotron). 



Blog creado por Hugo Santaromita, comentarista y escritor venezolano de jazz.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups