Lo más leído en los últimos 7 dias

junio 13, 2011

Al Jarreau: una voz incombustible




Hace casi un año, el cantante Al Jarreau sufrió un desmayo en un concierto en Barcelonette, al sur de Francia, y desde entonces, se mantiene fuera de la escena musical, al menos no al ritmo de antes. El cantante, nacido en Milwaukee, EEUU, se ha distinguido por su versatilidad y originalidad, y por su apertura a diferentes estilos como el soul, el rhythm & blues, el jazz y el pop. Ha sido ganador de varios premios Grammy, y su voz se hizo popularmente conocida al interpretar el tema central de la serie de televisión en los 80, Moonlighting.

En 1975 firma con el sello Reprise, propiedad de Frank Sinatra y su carrera musical da un salto de calidad y popularidad vertiginoso. Su primer LP para Reprise se titula We Got By, obteniendo elogios por su sofisticada voz al ser comparado con Billy Eckstine y Johnny Mathis.

Siempre al margen de las criticas que le llovían por su exceso de comercialidad en su música, denostado por los amantes del jazz que veían en él a un impostor que adulteraba la esencia del jazz, Jarreau ha pasado a la historia de la música por ser el primer cantante que ha logrado ganar cinco premios Grammy, tres de ellos en tres estilos distintos: Jazz, Pop y Rhythm & Blues, respectivamente.

Reconoce haber hecho todos los estilos que había soñado, y sobre sus influencias a la hora de empezar a cantar nombra a varios: desde Bob Dylan, Nat King Cole o Los Beatles, hasta Jon Hendricks, Ella Fitzgerald o Joni Mitchell.

Vamos a disfrutar de Jarreau junto al baterista Steve Gadd, con el célebre tema de Antonio Carlos Jobim, Mais que nada.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups