Lo más leído en los últimos 7 dias

enero 22, 2011

Dos genios: Biréli Lagrène y Stochelo Rosenberg


Rosenberg y Lagrene: dos gitanos del jazz.
Dos exponentes magistrales de la guitarra, Biréli Lagrène y Stochelo Rosenberg intepretan el célebre tema de Chick Corea, Spain, en el Festival de Jazz de Viena. Estos dos genios de la música, hacen de las suyas con esta composición, con una velocidad de ejecutoria e improvisación que dejan boquiabierto a cualquiera.

Tanto el francés Lagrène como el holandés Rosenberg son dos de los seguidores más emblemáticos del recordado del gitano belga Django Reinhardt. Ambos se nos muestran como músicos con una técnica deslumbrante, e interpretaciones brillantes, efectivas y altamente rítmicas, sin dejar a un lado sis orígenes gitanos. Se trata de una técnica llena de elegancia, de sobriedad y extraordinaria musicalidad.

Stochelo Rosenberg es uno de los guitarristas de “Gypsy Jazz” más influyentes que hay en la actualidad, Stéphane Grappelli (el violinista de Django Reinhardt) quiso grabar expresamente con él. Es especialista en el "jazz manouche" creado por Reinhardt. Por su parte, Lagrène ha sorprendido al mundo con un talento precoz que le permite reproducir, nota por nota, todos los temas de Reinhardt. Tras esta fase de aprendizaje por emulación, Lagrène fue influido por Wes Montgomery y George Benson. Posteriormente, conoció a Jaco Pastorius y se introdujo en la música de fusión jazz rock e incluso llegó a tocar el bajo durante un tiempo antes de regresar a la guitarra.





Blog creado por Hugo Santaromita, comentarista y escritor venezolano de jazz.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups