Lo más leído en los últimos 7 dias

octubre 12, 2010

Michael Bublé, el crooner del jazz


El canadiense Michael Bublé no deja de sorprender con la intepretación de los standards más importantes del jazz y la música popular norteamericana. Este cantante y actor, nacido en Vancouver, se ha convertido en un auténtico crooner del espectáculo, por su calidad vocal, su dominio escénico y su gran carisma. Bublé explotó artísticamente en 2005 cuando se convirtió en todo un éxito comercial en los Estados Unidos con su álbum It's time, del que vendió alrededor de 18 millones de copias. También ha aparecido en la serie Rove en cuatro ocasiones.

Fever -original de Ray Charles- es uno de los temas más famosos de la discografía jazzística en EEUU, que  ha sido interpretada por inumerables figuras de la canción, como Peggy Lee, Frank Sinatra y Dean Martin, por sólo citar tres. Les colocaremos los dos primeros párrafos de la lírica de esta canción, para que lo disfruten:

Never know how much I love you
Never know how much I care
When you put your arms around me
I get a fever that’s so hard to bear
You give me fever when you kiss me
Fever when you hold me tight
Fever in the morning
Fever all through the night.

Sun lights up the daytime
Moon lights up the night
I light up when you call my name
And you know I’m gonna treat you right
You give me fever when you kiss me
Fever when you hold me tight
Fever in the morning
Fever all through the night




Blog creado por Hugo Santaromita, comentarista y escritor venezolano de jazz.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups