Lo más leído en los últimos 7 dias

febrero 02, 2010

Sole Giménez: Aguas de Marzo (Jobim)


El célebre tema Aguas de Marzo, de Tom Jobim, es versionado en estilo latino por la ex vocalista de Presuntos Implicados, Sole Giménez, quien dio inició a su carrera como solista, haciendo énfasis en el jazz, el latin jazz y muchas baladas que fusionan éste genero con lo acústico. 

Sole Giménez es una excelente cantante española, de grandes condiciones vocales y un feeling personal de mucho carisma, que la convierte en uno de los emblemas de la música más releventes de la actualidad. Ha desarrollado su carrera profesional principalmente como vocalista y compositora del grupo Presuntos Implicados en el que militó veintitrés años hasta 2006 y con el que grabó diez discos en los que aporta canciones como Alma de Blues o Mi pequeño tesoro y textos como el de la conocida canción Como hemos cambiado, entre otras. Durante su dilatada carrera ha colaborado con artistas como Joan Manuel Serrat, Herbie Hancock, Milton Nascimento, Randy Crawford, Armando Manzanero, Pancho Céspedes, Ana Torroja, Miguel Ríos y Ana Belén, entre otras figuras.

En 2008, y a propuesta de su compañía de discos, Sole se embarca en un nuevo proyecto que culmina con la edición de un nuevo trabajo en Junio del 2009 Dos Gardenias. Durante años, había jugado con la idea de revisar y versionar grandes canciones y grandes autores del repertorio latino americano, tanto clásicos como actuales, y compaginar esta idea con la colaboración de destacados músicos de jazz. De esa idea nace este nuevo disco, grabado y coproducido de nuevo con su inseparable Vicente Sabater y que cuenta con la maestría de Chano Domínguez, Jorge Pardo, Iván González “Melón”, Joshua Edelman, José Reinoso, Yoel Páez, Yelsie Heredia, Perico Sambeat, Francisco Blanco Latino, Llibert Foruny, Ara Malikian, Naxto Tamarit, Efrén López, entre otros.



Blog creado por Hugo Santaromita, comentarista y escritor venezolano de jazz.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups