Lo más leído en los últimos 7 dias

diciembre 17, 2009

Mario Biondi: reviviendo la música negra


Esto que ahora les queremos brindar es realmente extraordinario. Se trata del cantante Mario Biondi, un vocalista italiano, de Catania, Sicilia, que, simplemente escuchándolo, da la sensación de ser un cantante estadounidense, negro, de más de cincuenta años, y que acaba de atravesar el tunel del tiempo, como si viniera de las décadas de los 60 o 70. Su voz cálida y penetrante, preñada de soul, recuerda a la de los grandes del género, y quizá eso tenga mucho que ver (además de por lo buena que ha sido la genética con él), con el hecho de que, en calidad de amante de R&B y del soul, haya siempre escuchado a artistas como Earth Wind & Fire, Donny Hattaway, Billy Paul, Luther Vandross, Lou Rawls, Aretha Franklin, Eryka Badu o Will Dowing, entre otros.

Sin duda, es una de las más gratas sorpresas del comienzo del siglo XXI en lo que a vocalistas de música negra se refiere. Se dio a conocer en uno de los mejores sellos a la hora de desarrollar la carrera de cantantes, el italiano Schema Records, que ya había encumbrado, por ejemplo, a Rosalia De Souza, poniendo a su disposición los mejores productores, compositores y músicos. Lo mismo ocurrió en el caso de Mario Biondi, pues su debut, Handful Of Soul, fue muy interesante desde el punto de vista artístico y, además, un sorprendente éxito, pues se vendieron más de 400.000 copias en todo el mundo.

No obstante, tras convertirse en una estrella en Italia gracias a la buena acogida de su primer trabajo, el italiano decidió no seguir en Schema Records y optar así por una música considerablemente más comercial, cercana a los gustos mayoritarios en materia de pop y soul, en lugar de por el más interesante jazz de su debut.

Escúchenlo con su Hight Five Quartet, con el tema This Is What You Are, del álbum Handful of Soul. Extraordinario.



Blog creado por Hugo Santaromita, comentarista y escritor venezolano de jazz.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups